La pérgola bioclimática permite crear un espacio exterior acogedor y elegante donde se puede disfrutar de la paz y la tranquilidad o relajarse en compañía de amigos. Gracias a sus lamas retráctiles, Oskura Waterproof Sunroom puede moderar la luz solar y el calor, según la estación y las necesidades, y abrirse completamente para una vista despejada del cielo. Hecha de aluminio, un material 100% reciclable, ofrece solidez y seguridad en total respeto del medio ambiente tanto en caso de construcciones nuevas como en caso de renovación. Los productos Sunroom siempre se han distinguido en investigación e innovación: Oskura Waterproof está patentada en Europa.

Las pérgolas bioclimáticas de aluminio pueden construirse con el máximo grado de libertad y según el espacio que se va a proteger. Si el espacio está aislado, se pueden crear estructuras autoportantes. De lo contrario, se puede cubrir un espacio existente o crear una pérgola adosada a la pared. No es posible indicar un coste, ya que el precio de la construcción de una pérgola bioclimática depende de varios factores como: tamaño, estructura, acabados y/o colores elegidos, personalizaciones, etc. Por esta razón, nuestros diseñadores y nuestros colaboradores en el área están disponibles para encontrar la mejor solución de acuerdo a tu proyecto específico.

Puedes disfrutar de la pérgola bioclimática Oskura Waterproof durante todo el año con los cierres perimetrales Sunroom. Hay posibilidades infinitas de cristaleras móviles para cada necesidad: correderas, plegables, sistemas Tuttovetro (en las versiones corredero o en fuelle) y cristaleras correderas con movimiento vertical. Todas, por supuesto, con el sello Sunroom, específicamente creadas como complementos vidriados de tu pérgola y por lo tanto perfectamente compatibles.

Un jardín de invierno es un oasis en tu casa, disponible todos los días, independientemente del clima exterior. Un entorno para vivir de forma agradable, totalmente relajado, para disfrutar de un cielo estrellado, sintiéndose libre y protegido en la intimidad de la propia casa. Los jardines de invierno Sunroom son los más elegantes y flexibles del mercado para construcciones de aluminio delgadas y robustas. Gracias al sistema de «rotura de puente térmico» y a los vidrios debidamente seleccionados, ofrecen un alto grado de aislamiento térmico y acústico, ayudan a mantener entornos cálidos en invierno y frescos en verano, protegiendo del ruido exterior para un máximo confort y bienestar.

Sea cual sea el modelo Sunroom que elijas para tu cristalera (S.75 TT, S.60 TT, S.40 o S.30), el marco es de aluminio extruido, disponible en la versión con rotura de puente térmico o sin aislamiento. Dependiendo de las necesidades, todas las cristaleras plegables Sunroom se pueden plegar hacia fuera o hacia dentro; a la derecha o a la izquierda o, para grandes aberturas, se pueden distribuir en ambos lados. El mecanismo de plegado es muy simple y se realiza con bisagras y guías que permiten que las hojas se plieguen una al lado de la otra, llegando casi a «desaparecer», formando un fuelle de puertas superpuestas para ofrecer la máxima apertura. El mínimo espacio ocupado es una de las ventajas de las ventanas plegables Sunroom y es un detalle que no hay que subestimar a la hora de elegir su sistema vidriado. Por otro lado, cuando las hojas se extiendan, la cristalera plegable se cerrará herméticamente como una cristalera tradicional.

Los sistemas Tuttovetro, como su nombre indica, están hechos de placas de vidrio de seguridad templado de diferentes espesores (8/10/12 mm) según el tamaño, siempre hechos a medida e insertados en un perfil de aluminio minimalista para lograr la máxima elegancia y durabilidad. Los sistemas Tuttovetro ocupan un mínimo espacio incluso cuando las hojas están abiertas, tanto en la versión Slide (corredero) como en la versión plegable (en fuelle) para una visión completa del exterior, sin el típico estorbo de los perfiles verticales para un impacto «cero» en la vista.

El vidrio es, sin duda, el elemento fundamental para proporcionar la iluminación adecuada a las habitaciones y, gracias a su reducido impacto visual, se adapta perfectamente en cualquier espacio. Las cristaleras correderas Sunroom aportan otras ventajas, como la creación de grandes áreas acristaladas, con grandes hojas y que ocupan muy poco espacio incluso cuando están abiertas. Las cristaleras correderas también pueden promover la regulación óptima del flujo de aire en las habitaciones y ofrecer una vista completa del exterior. Al elegir las cristaleras correderas con rotura de puente térmico fomentará la mejora del rendimiento térmico y acústico del entorno y la posibilidad de acceder a los incentivos estatales del 65 % o del 50 %, referentes al ahorro de energía.

El mantenimiento de nuestras líneas es rápido y fácil, y si se realiza con regularidad, también puede llevarse a cabo de forma autónoma. Sin embargo, en caso de necesitar asistencia específica, nuestros distribuidores en todo el país pueden programar un procedimiento.

Todos nuestros productos son fabricados en Italia con maquinaria de vanguardia, certificaciones y centros de mecanizado de última generación, para ofrecerle siempre la máxima precisión y seguridad. Nuestra planta de producción está ubicada en Cattolica (RN) y cubre un área total de más de 10 000 metros cuadrados.